NUESTROS CURSOS DE REIKI

Cursos On-Line de La Brújula Ancestral:

OTROS CURSOS

Otros cursos

viernes, 8 de abril de 2016

Beneficios físicos del Reiki


El Reiki es una energía de la Luz que actúa a todos los niveles, ilumina, limpia, desintoxica, desbloquea y relaja. Estabiliza el sistema inmunitario de nuestro cuerpo, refuerza y reactiva las defensas. Estimula y equilibra el sistema endocrino. El Reiki  acelera los procesos curativos, se calman los dolores, se refuerza la circulación y se restaura el equilibrio del metabolismo.
Con los tratamientos de Reiki los órganos internos y las glándulas se impregnan de energía luminosa, por lo que pueden volver a actuar de forma natural. Los jugos gástricos fluyen más equilibradamente. El intestino grueso, más activo, renueva su capacidad digestiva, y las materias de desecho no se adhieren a las paredes intestinales.
Nuestros órganos excretores, piel, vejiga e intestino, actúan con mayor eficacia a la hora de expulsar fuera de nuestro organismo toxinas e impurezas. Esto incluye a las que se hayan podido acumular, incluso durante años, debido a una mala alimentación (como la que viene del “fast-food”), o por el consumo de café, carne, tabaco o alcohol.
Con una limpieza tan a fondo se revitaliza nuestro cuerpo, los nervios se distienden y se relajan los músculos.
Los nervios, antes tensos, se vuelven más vitales. Aumenta el apetito. Dormimos más tiempo seguido y con una mejor calidad del sueño. Nuestros ojos brillan más y nuestra piel pierde unos cuantos años de edad.

Con los tratamientos de Reiki se extiende por todo el cuerpo una benefactora relajación que nos induce tranquilidad y reduce el estrés. Podemos tener episodios en los que saquemos a la luz y revivamos sentimientos reprimidos, tanto negativos (ira, tristeza, miedo,…) como positivos (alegría, esperanza,…), lo cuál genera un proceso de autopercepción que antes no teníamos.
Crece también la comprensión de los motivos anímico-mentales de las molestias que padecemos, así como la confianza en nuestra propia intuición.
Aprendemos a vivir cada momento, sin dejarnos empujar o avasallar, ni siquiera por nosotros mismos.

Energía Reiki
Energía Reiki 


Nuestras capacidades de asimilación, de concentración y de retención también aumentan, por lo que podríamos llegar a despertar memorias dormidas. Podemos asimilar más fácilmente las impresiones que recibimos de nuestro entorno, y reducirlas a lo fundamental. Se diluyen las estructuras rígidas de pensamiento. Se cuestionan los viejos prejuicios y patrones de comportamiento. Esto nos da la motivación para ser más flexibles y creativos en nuestro día a día, y para emprender nuevos caminos vitales.


El Reiki actúa siempre globalmente, a todos los niveles, aunque no seamos conscientes de ello. El Reiki fluye hasta las raíces de nuestro malestar y según dónde estén, podremos percibir y nombrar las razones mentales y emocionales que lo generan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario