NUESTROS CURSOS DE REIKI

Cursos On-Line de La Brújula Ancestral:

OTROS CURSOS

Otros cursos

miércoles, 27 de abril de 2016

Meditación de la Visión Penetrante. Parte 1

LA VISION PENETRANTE.Parte 1



Retomamos un concepto expuesto en una entrada anterior del blog, la Visión Penetrante, (Vipashyana en sánscrito) a la que vamos a dedicar 5 entradas.

Puede que suene a perogrullada, pero ¿por qué es importante tener una visión correcta de la realidad? La forma en que percibimos a los otros y al mundo que nos rodea influye en nuestra manera de ser y en nuestro comportamiento.
Con mucha frecuencia intentamos imponer a los demás nuestra propia visión mutilada de la realidad, y los demás intentan hacer lo mismo con nosotros. Todo esto es causa de frustración y dolor, porque invariablemente acaban enfrentándose a la realidad. ¿Cuántas veces has pensado que “algo” era muy deseable u odioso? ¿Cuántas veces has intentado que los demás compartieran esa visión tuya tan parcial? ¿Estás verdaderamente seguro de la solidez de esas apreciaciones?

Imaginemos juntos que percibimos el mundo de los fenómenos como un flujo constante de acontecimientos interdependientes. Sus características, que siempre están cambiando, son el resultado de una infinidad de causas y condiciones, y no pertenecen intrínsecamente a los objetos que definen. Bajo este punto de vista concepto como “yo” nos parecerían más fluidos y nos obsesionarían menos.

Cultivar la Visión Penetrantees una práctica esencial para erradicar el sufrimiento y sus causas. Para poder desarrollar esta Visión es imprescindible tener un espíritu claro, concentrado y estable. Por eso para lograrlo es tan necesaria la práctica de la Calma Interior (Shamatha) como vimos en otra entrada del blog.
Pero ya dijimos que la calma interior no es suficiente, nos permite apaciguar temporalmente las emociones perturbadoras, pero no las elimina.
Así pues es necesario cultivar la Visión Penetrante que nos permite reconocer la naturaleza de la conciencia, la manera en la que surgen las emociones y cómo se encadenan, y también el modo en que nuestras elaboraciones mentales refuerzan nuestro propio egocentrismo.

La Visión Penetrantenos permite, mediante el análisis y la experiencia directa, comprender que los fenómenos son impermanentes e interdependientes, y que no son autónomos ni tienen una existencia tangible. Esto nos permitirá ser más libres y verdaderos en nuestra relación con nosotros mismo y con el mundo. Habremos escapado de la prisión de nuestro egocentrismo y podremos adoptar las reacciones emocionales adecuadas.

Meditación de la Visión Penetrante
Meditación de la Visión Penetrante



Vipashyana se practica de diversos modos y en distintos niveles. En estas entradas nos vamos a referir a los siguientes:
Cómo comprender mejor la realidad.
- Cómo liberarse de los tormentos creados por las emociones negativas.
- Cómo alumbrar los engaños del ego y comprender su influencia en nuestro sufrimiento y bienestar.
- Cómo aprehender la naturaleza del espíritu.


COMPRENDER MEJOR LA REALIDAD
¿Qué es la realidad? Es la verdadera naturaleza de las cosas, sin modificar por nuestras elucubraciones mentales que sólo sirven para separar cómo vemos las cosas y cómo son realmente, lo que genera un conflicto dentro de nosotros mismos.
Habitualmente percibimos lo exterior como un conjunto de entidades autónomas a las que nosotros les atribuimos ciertas características que “parecen” pertenecerles. De forma implícita las cosas nos parecen “agradables” o “desagradables”, la gente nos parece “buena” o “mala”. El “yo” que percibe todo esto nos parece totalmente real y concreto. Este error es llamado ignoranciay produce poderosos apegos y aversiones que normalmente implican una buena cantidad de sufrimientos.

El mundo es el resultado de la acción de un número infinito de causas y condiciones en constante cambio. Podemos darnos cuenta de esto si tomamos como ejemplo un arco iris. Se forma en un momento preciso, cuando los rayos del sol atraviesan las gotas de agua cuando llueve, y desaparece cuando uno de esos elementos necesarios cambia.
Los fenómenos existen de forma interdependiente, por lo que no tienen existencia autónoma y permanente. La realidad es la vacuidad de la propia existencia de los fenómenos animados e inanimados. Todo está relacionado, nada existe en sí y por sí.
Cuando comprendemos e interiorizamos este concepto, nuestra percepción errónea de nuestro yo y del mundo se transforma en una correcta comprensión de la naturaleza de las cosas y los seres: el Conocimiento.
El conocimiento no es una construcción intelectual, ni tampoco un conjunto de datos, sino que se sigue de un proceso de eliminación progresiva de la ceguera mental y las emociones negativas que esa ceguera nos produce.

Meditación Visión Penetrante
Meditación Visión Penetrante



Vamos a hacer ahora una meditación que puede ayudarnos a transformar nuestra percepción de la realidad:


--- ooo OOO ooo ---

Meditación:
Imaginemos una rosa que se acaba de abrir. Admiremos su belleza.
Imaginemos a continuación que somos un pequeño insecto que se alimenta de uno de sus pétalos. Saboreemos lo rico que está.
Imaginemos ahora que somos un tigre que está delante de la rosa. Para él (nosotros) no hay diferencia entre la rosa y un montón de trigo.
Pasemos a continuación a ser un átomo en pleno corazón de la rosa. No hacemos otra cosa que dar vueltas en un mundo microscópico y casi totalmente vacío.
¿Dónde está la rosa, su color, su olor? ¿Qué ha pasado con su sabor y su belleza?
Si nos fijamos en las partículas atómicas que somos en ese momento, ¿podemos decir que son objetos sólidos? Cada vez que la Ciencia lo estudia descubren partículas subatómicas aún más pequeñas, y más y más espacio entre ellas. Los físicos nos dicen que son acontecimientos que surgen del vacío cuántico, “ondas de probabilidades”, y en último término, energía.
¿Es la energía una entidad? ¿Acaso no es un potencial de manifestación que no es ni existente ni no existente al ser pura potencialidad? ¿Dónde se nos ha quedado la rosa?
La vacuidad de algo no es la inexistencia de eso, sino su verdadera naturaleza. La vacuidad del arco iris que citamos en líneas superiores no es su ausencia, sin el hecho de que mientras brilla con sus siete colores, carece de existencia propia, autónoma y permanente. El sol se esconde tras una nube, y desaparece el arco iris; deja de llover, y desaparece también sin dejar ningún rastro.
Examinemos así la naturaleza de las cosas que nos rodean. Debemos darnos cuenta de que a pesar de su apariencia material, carecen de ella.
Dejemos que nuestro espíritu repose unos minutos en esta unión indisoluble de las apariencias y la vacuidad, de la forma y el vacío.

--- ooo OOO ooo ---


Bibliografía:
-         Meditación. La primera y última libertad. Osho
-         El libro de los secretos. Osho
-         En defensa de la felicidad. Matthieu Ricard
-         El arte de la felicidad. Dalai Lama
-         El arte de la sabiduría. Dalai Lama
-         El milagro de la plena consciencia. Thich Nhat Hanh



No hay comentarios:

Publicar un comentario