NUESTROS CURSOS DE REIKI

Cursos On-Line de La Brújula Ancestral:

OTROS CURSOS

Otros Cursos

martes, 6 de diciembre de 2016

Maestro Hilarion: Libre Albedrío y Leyes Divinas

EL LIBRE ALBEDRÍO Y LAS LEYES DIVINAS.


Mensaje canalizado del Amado Maestro Ascendido Hilarión, Maestro asociado al Rayo Verde de la Sanación.


Maestro Hilarión
Maestro Hilarión



Analizando en forma panorámica las necesidades de los seres humanos a niveles psicológicos, podríamos observar dos aspectos, uno individual y otro colectivo.
A nivel individual, cada persona busca obtener el mayor número de satisfacciones de las relaciones que mantiene con el resto de los seres humanos.
A nivel colectivo, podemos hablar que existe la inclinación natural por ley divina, de alcanzar un estado de equilibrio armónico entre todos los integrantes de una comunidad ecológica.

Las leyes divinas generan el equilibrio.

Así pues, siendo que las leyes divinas regulan el comportamiento de todos los seres vivos, debemos entender que todo lo que ocurre dentro del ecosistema del que estemos hablando, buscará siempre establecer el equilibrio entre sus diferentes integrantes; esto es importante porque tiene como implicaciones las siguientes:
En el estado natural de las cosas nada se destruye a sí mismo, todo se autorregula, se autocontrola y busca un estado de equilibrio armónico entre sus partes.

El libre albedrío.

Por otra parte, el libre albedrío humano que tantas veces ha sido mal interpretado, debemos entenderlo como una prerrogativa del hombre para poder autodirigir sus acciones, hasta un cierto punto que no obligue a las leyes divinas que buscan el equilibrio entre todos los integrantes, a actuar. Cuando esto ocurre, significa que el ser humano ha roto el equilibrio mediante el uso de su libre albedrío y la naturaleza empieza a actuar en consecuencia para restablecerlo, esto incluso, a pesar de la voluntad del hombre.

Podríamos decir que el ser humano usa su libre albedrío sin tener en cuenta las implicaciones de su conducta, esto lo puede llegar a hacer hasta un punto en donde obliga a otras leyes superiores a actuar y entonces el mismo debe buscar una readaptación de sus intereses en favor de la colectividad.

A nivel psicológico, los seres humanos pasan por las mismas lecciones, cada individuo busca ejercer su voluntad dentro de las relaciones que tiene con otras personas, muchas veces buscando un provecho egoísta; esto lo podrá hacer hasta en tanto su egoísmo no ocasione una respuesta violenta de parte del resto de las personas, cuando esto ocurre, significa que el equilibrio se ha roto y empieza una fuerza, una lucha de fuerzas, en donde necesariamente la colectividad predominara sobre los intereses de un individuo, en este caso, el libre albedrío de esta persona deberá someterse a la voluntad de la sociedad. De esto igualmente podemos definir, o podemos concluir un principio fundamental en las relaciones humanas.

Principio fundamental en las relaciones humanas.

“Las libertades de una persona deben ser ejercidas teniendo en cuenta el respeto por las libertades de los demás”.

La conducta de un ser humano debe ser observada en función de las conductas de sus congéneres; las relaciones humanas son un conglomerado de estímulos y respuestas, derivados de los continuos roces que como individuos pertenecientes a una sociedad tiene, cada acción de parte de alguien provoca una reacción de parte de otros, y así hasta el infinito. En esta continua interacción, existen ciertas reglas que deben ser observadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario